Qué auriculares inalámbricos comprar para correr

Qué auriculares inalámbricos comprar para correr

Auriculares para Correr

Tanto si eres de esos que con el nuevo año se apuntan al gimnasio con propósito de llegar en forma al verano como si eres runner habitual, correr con música es una alternativa que gusta a muchos ya que nos permite evadirnos y concentrarnos en lo que estamos haciendo. Si es tu caso, la opción de hacerse con unos auriculares para correr es una buena idea.

Ahora bien, ¿cómo deben ser unos buenos auriculares para salir a correr? En esta guía de compra repasamos sus principales características y seleccionamos algunos modelos interesantes.

Cómo debe ser el auricular para correr perfecto

Si estás buscando unos cascos para salir a correr, la opción inalámbrica parece la más indicada ya que nos permite mayor libertad de movimiento respecto al dispositivo emisor, de modo que podemos dejar el smartphone a un lado mientras corremos en la cinta o lanzar la música desde el reloj que llevamos en la muñeca.

Sobre el diseño: ligereza, comodidad y agarre

Lo ideal de unos cascos para correr es que no los notemos durante la práctica de la actividad, algo que se consigue con un modelo ergonómico, compacto y ligero, como los de diseño in-ear o algunos diseños de botón. Pero a su vez es peligroso, porque podrían caerse y no nos daríamos cuenta.

Así que la premisa principal para elegir unos buenos auriculares para correr es que sean cómodos y no se nos caigan. Estar colocándolos continuamente es un inconveniente mientras realizamos la carrera, pero es que además, podríamos perderlos. Por tanto, buscamos un modelo con buena sujeción y que no moleste.

En el mercado encontramos gran variedad de diseños: los hay muy simples y minimalistas al estilo AirPods, otros constan de elementos como patillas (como las de las gafas), aletas o almohadillas para fijarse al oído. Sorprendentemente también hay auriculares inalámbricos con cable, sí, con un cable que conecta un casco con otro.

Leer Aplicación que paga en criptomonedas por hacer ejercicio

Otra alternativa más específica son los cascos con conducción ósea, un tipo que transmite el sonido a través de los huesos de la cabeza, dejando libre el pabellón auditivo para escuchar el sonido ambiente.

Independientemente del modelo que elijas, asegúrate de que se incrustan bien y que aguantan el envite de tu actividad. Para ello no hay como probarlos en tus oídos, pero si no es posible, la experiencia de otros usuarios es clave para acertar.

Que sean resistentes: al agua, al polvo, a las caídas

Tanto si corremos indoor como si salimos por la calle o el campo, que sean oderadamente resistentes a la humedad también es un factor importante.

Lo mínimo es que sean resistentes al sudor, ya que van a estar en contacto con nuestra piel, pero si corremos en exteriores, no descartes aumentar la exigencia y que resistan la lluvia o que nos lavemos la cara y los salpiquemos.

Como sucede con los smartphones, esta resistencia al agua se mide mediante la certificación IP. No obstante, la resistencia IP también mide cómo soporta un dispositivo el polvo, algo especialmente importante si corremos en exteriores.

No es casual que muchos de estos modelos sport cuenten con partes de plástico blando o silicona, lo que permite un mejor ajuste en el oído, más comodidad y al mismo tiempo cierta amortiguación ante caídas y golpes.

Una autonomía suficiente para tu actividad

La cara B de buscar unos auriculares inalámbricos ligeros es que forzosamente la batería integrada va a ser pequeña, algo que no necesariamente es un problema porque no es lo mismo prepararse una maratón que hacer carreras de 5 o 10 kilómetros.

Lo habitual en estos modelos es encontrar una autonomía que oscila entre las 4 y las 10 horas, siempre según el fabricante. Así que a no ser que tus entrenos sean largos, cualquiera de ellos cubrirá tus necesidades satisfactoriamente.

Que suenen bien

Cómo de bien se oiga un auricular inalámbrico está delimitado por la calidad de los drivers, del amplificador interno, del DAC y su conectividad, siendo la conectividad el factor más importante en este tipo de auriculares donde por sus reducidas dimensiones, no hay espacio para grandes alardes en drivers ni lo requiere ese escenario de uso.

Si bien en cascos inalámbricos en general encontramos radiofrecuencia, NFC y Bluetooth, lo más habitual en los modelos sport es que la conectividad se rija mediante Bluetooth 4.0 o superior. Cuanto más actual sea la versión de Bluetooth, mayor será su alcance, velocidad de transmisión de información y eficiencia energética.

La calidad de sonido del Bluetooth correrá a cargo de los códecs y el perfil Bluetooth. Si buscas calidad de sonido, con el códec aptX se alcanza la calidad de sonido de DVD (96KHz y 24 bits), pero si vas a escuchar música en streaming, el códec SBC es suficiente.

¿Con cancelación o sin cancelación de ruido?

Las tecnologías de cancelación de ruido atenúan el ruido exterior gracias a una señal que anula lo que captan los micrófonos integrados, siendo más efectivas a bajas frecuencias que a altas.

¿Deberían contar con esta tecnología unos cascos para correr? Si vas a correr en la cinta del gimnasio, sin duda será interesante aislarte del ruido exterior de las instalaciones, como la música de otras actividades, charlas, etc.

Pero si tu idea es salir a correr en exteriores, por la calle o por la naturaleza, es fundamental estar atento a lo que te rodea, por lo que se desaconseja su uso. Y si aun así te decantas por unos auriculares con cancelación de ruido, ponte solo uno.

Partiendo de esta premisa, en la selección de modelos destacados hemos incluido auriculares inalámbricos para ambas situaciones, es decir, tanto con tecnología de cancelación de ruido como sin ella.

Con información de Xataka

Deja un comentario